Zhen Wu

真武

Xuan Wu (玄武)

 

En la China de la alta antigüedad, los astrólogos dividieron las 28 constelaciones celestes en 4 mansiones principales: al Sur, el Pájaro Rojo; al Este, el Dragón Verdiazul, al Oeste el Tigre Blanco, y al Norte, el Guerrero Oscuro (Xuan Wu). Esta mansión del Norte estaba configurada bajo la forma de una tortuga y una serpiente. “ Está en el Norte, y su color es negro, de ahí el nombre de Obscuro (Xuan); la tortuga tiene un caparazón, de ahí el nombre de “Guerrero” (Wu)”., dice un antiguo texto.

 

De acuerdo a la leyenda, Xuan Wu (El Guerrero Oscuro) era la 82ª encarnación de Taishang Laojun, y su nacimiento (situado durante el reinado del mítico Emperador Amarillo)  estuvo salpicado de acontecimientos sobrenaturales.  Sus padres, de sangre real, le criaron como a un ser excepcional, otorgándole gran amor y consideración. A los quince años, Xuan Wu decidió estudiar el Taoísmo, y abandonó su casa.

 

Xuan Wu marchó hacia el sur, y se estableció en las montañas Taihe, en la actual provincia de Hubei. Allí cultivó las técnicas mágicas del Taoísmo y estudió las artes marciales. Durante su estancia, se cambió el nombre de las montañas Taihe (Armonía Suprema) a Wudang  (Ascensión del Guerrero). Aquí se cultivó durante 42 años, recibiendo la instrucción de la Princesa Original del Vacío Púrpura, sobrenombre de la inmortal Wei Huacun. Un día, en un acto de fe y valentía, saltó desde el pico Fei Sheng y ascendió directamente al Cielo. Allí, el Soberano de Jade le otorgó el título de deidad de la Constelación del Norte.

 

Más adelante, el nombre de Xuan Wu fue cambiado a Zhen Wu (Guerrero Verdadero) debido a un tabú relacionado con el nombre del emperador Zhao Xuanlang. Cuando un emperador moría, los ideogramas de su nombre no podían ser utilizados, y se convertían en tabúes.

 

 Wudang está repleto de leyendas sobre Zhen Wu. En el pico más alto de Wudang, Tianzhu, aún hoy se conserva una estatua de Zhen Wu que los peregrinos veneran, junto a la capilla de los padres, objeto de un culto muy popular.

 

Las representaciones de Zhen Wu suelen representarlo sentado, como corresponde a su rango, con el pelo suelo en vez de recogido en un moño, recuerdo de los días chamánicos y símbolo de su práctica de cultivo interior, y blande una espada que lo convierte en uno de los dioses marciales del Taoísmo. A veces, en su aspecto terrorífico, se le representa con un tercer ojo en la frente, que juzga a los mortales sin piedad.

Siempre tiene cerca una tortuga a la que rodea una serpiente de cuello estirado, símbolo de su poder y de la constelación del Norte, y a veces le acompañan sus asistentes, el “muchacho de Oro” y la “muchacha de Jade”.

 

Su festividad es el tercer día del tercer mes lunar, y cuando los taoístas ponen su estatua en el altar, acostumbra a ocupar la dirección Norte.

 

 

 

Historias

 

 

Una historia dice que Xuan Wu era originalmente un príncipe de Jing Le Estado en el norte de Hebei, en el momento del Emperador Amarillo. Cuando creció, se sintió la tristeza y el dolor de la vida de la gente común y quería retirarse a una remota montaña para el cultivo del Tao.

 

Un día estaba ayudando a una mujer en un parto, mientras que limpiaba en el río la ropa de la mujer manchada de sangre, las palabras "Xuan Tian Shang Di" aparecieron delante de él. La mujer resultó ser una manifestación de la diosa Guan Yin. Para redimir sus pecados, se sacó su propio estómago e intestinos y los lavó en el río. El río se convirtió en un agua oscura y turbia. Después de un tiempo, se convirtió en agua pura.

 

Por desgracia, Xuan Wu, efectivamente, perdió su propio estómago y los intestinos. El Emperador de Jade se conmovió por su sinceridad y determinación en limpiar sus pecados, por lo que le convirtió en un inmortal conocido con el título de Xuan Tian Shang Ti.

 

Al convertirse en un ser inmortal, el estómago y los intestinos después de absorber las esencias de la tierra, se transformaron en una tortuga y una serpiente demoníaca que perjudicaba a la gente y nadie podía dominarla. Finalmente, Xuan Wu regresó a la tierra para someterlos y a partir de ahí los usó como sus medios de transporte.

 

Xuan Wu es retratado como un guerrero en trajes imperiales, en la mano derecha sostiene una espada, que se dice haber pertenecido a Lü Dongbin, uno de los ocho inmortales.

 

Otra leyenda dice que tomó prestada la espada de Lü Dongbin para someter a un poderoso demonio, y después de tener éxito, se negó a traer de vuelta después de presenciar el poder de la espada. La propia espada por arte de magia volverá a su dueño si Xuan Wu la deja libre, por lo que se dice que él siempre tiene su espada agarrada con fuerza, y es incapaz de soltarla.

 

 

Taoísmo y Artes Internas de Wudang en Canarias

 Encuéntranos también en: